“Interpretación verdaderamente modélica…
Dominio, musicalidad y lo más importante, palpable amor por lo nuevo, recogiendo una cálida y merecida ovación.